El término Programación Heróica nació como un término sarcástico que utilizábamos entre compañeros de trabajo hace ya muchos años en una de las tantas empresas para las que laboré. Lo utilizábamos para referirnos a nosotros mismos como estos héroes anónimos que realizábamos tareas que a todas luces estaban muy por encima de nuestro rango salarial y que contra todo pronóstico éramos capaces de entregar los resultados solicitados.

Este planeta ya ha girado bastantes veces alrededor del sol desde ese entonces y la experiencia ganada nos ha llevado a lugares que en ese entonces no podíamos siquiera empezar a imaginar. Esas largas jornadas realizando tareas aparentemente imposibles son responsables del lugar en el que hoy me encuentro y es por ello que como un homenaje a esas épocas más inocentes, donde creíamos estar salvando al mundo una línea de código a la vez he decidido nombrar este blog con esa misma expresión.

Programación Heróica es un espacio personal de opinión donde si bien trataré de no faltar el respeto a la inteligencia de los lectores, tampoco me tomaré tan en serio y trataré de mostrar el lado más humano de quienes nos dedicamos a las diferentes variantes del mundo de la tecnología.